estrategia.jpg

10 Estrategias para Mejorar la Productividad Laboral

Alejandro Herrero

La productividad de los empleados en el lugar de trabajo es un poco como respirar, vital para mantener a la compañía viva y próspera y, cuando todo va bien, seguramente ni siquiera pienses en ello pero ¿qué pasa cuando las cosas se empiezan a torcer? Es ahí cuando puede haber un bloqueo importante y las operaciones pueden comenzar a paralizarse.

Y, llegados a ese punto, ¿cómo podemos convertir un mal desempeño en una potencia de productividad? ¿Cómo hacer que los empleados vuelvan a ser productivos?

Aquí te contamos una serie de estrategias que podrás aplicar a tu compañía para mejorar y aumentar la productividad de los empleados en el trabajo.

 

El ingrediente clave en la productividad laboral

Todo empieza con el compromiso de los empleados

Empleados desconectados, que no sienten un vínculo con la empresa, pueden ser capaces de arrastrar una empresa hacia abajo. En cambio, los empleados comprometidos, los cuales se presentan con más presencia, permanecen durante más tiempo dentro de la compañía y son más productivos en general.

Hay estudios que dicen que los costes de ignorar la productividad de los empleados son muy elevados, además, los trabajadores no comprometidos tienen tasas de absentismo y rotación más elevadas, por lo que pueden perjudicar a las ganancias y reducirlas.

Aquí te dejamos 10 estrategias clave para fomentar una cultura de compromiso y aumentar la productividad de los colaboradores.

 

1. Mejorar el ajuste cultural con un mejor reclutamiento

A la hora de la contratación de nuevos empleados hay que tomárselo más como un cortejo que como un proceso típico de reclutamiento, así se podrá evaluar a las personas, en primer lugar, por lo bien o mal que encajarán con los valores de la empresa. Un enfoque de este tipo, puede ahorrar mucho tiempo y dinero en un futuro.

245

 

2. Mejorar las habilidades de los empleados con formación

Una vez seleccionados y contratados, la capacitación será una parte fundamental para garantizar la productividad y la eficiencia, lo que será un gran beneficio tanto para la empresa como para los empleados. Esto no sólo debe aplicarse a las nuevas incorporaciones, sino que también es recomendable para los veteranos, ya que así se mantendrán siempre al tanto de las últimas novedades.

694

3. Fomentar la autonomía de los trabajadores evitando la microgestión de los gerentes

Si se quiere aumentar la productividad, los gerentes deberán “retirarse” parcialmente, ya que así se estará alentando a las personas a responsabilizarse de la administración de su tiempo y recursos. Las empresas buscan personas que sean autónomas y puedan operar de manera independiente resolviendo sus propios problemas y esto sólo se consigue otorgando libertad para tomar sus propias decisiones sobre cuándo, cómo y dónde trabajan.

4. Centrarse en el futuro con una comunicación clara

La comunicación es la clave del éxito. Sin una comunicación efectiva y bidireccional, las empresas fracasan. Los gerentes que comunican efectivamente las expectativas y responsabilidades a sus empleados, serán recompensados con una fuerza laboral comprometida y productiva.

Para comenzar a crear una cultura de comunicación positiva, hay que centrarse en el futuro en lugar de repetir los problemas del pasado. Eso demostrará compromiso para avanzar y te ayudará a encontrar soluciones positivas para futuras incidencias.

Ojo, esto no significa que haya que ignorar los problemas del pasado. En su lugar, aprenderás a abordar situaciones negativas de una manera positiva y productiva.

comunicacion-1

5. Aumentar la productividad fomentando el autocuidado de los empleados

Cada vez son más los empleados que sufren de estrés. ¿Y cuál es la fuente más común de estrés? Las presiones y los temores ocupacionales son, de lejos, la principal fuente de estrés para los adultos.

Esto es un gran problema, ya que los empleados estresados son, además de física, mental y emocionalmente más vulnerables, menos productivos. Cuando un equipo está estresado, todos pierden.

Para evitar esto, hay que alentar a los miembros del equipo en todos los niveles a cuidar su salud mental, física y emocional, lo que significa hacer todo lo necesario para fomentar una cultura de empresa sana y comunicativa:

  • Escuchando a los empleados
  • Ofreciendo retroalimentación constructiva
  • Dando a los empleados un trabajo significativo y desafiante
  • Estableciendo parámetros claros del éxito

 

6. Fomentar el trabajo remoto o teletrabajo

Los trabajadores remotos son más productivos, registran más horas, cogen menos bajas por enfermedad, su desempeño es mejor y, en general, están más comprometidos con el trabajo. Todo esto conduce a unos ahorros significativos para las empresas.

teletrabajo

7. No prohibir el uso de las Redes Sociales

Los empleados hacen uso de las redes sociales por una variedad de razones. Algunos están tomando un descanso mental, otros están usando herramientas sociales para respaldar las conexiones profesionales y, por supuesto, algunos simplemente se están relajando.

Aunque pueda parecer lo contrario, acabar con las plataformas sociales intentando así aumentar la productividad, puede causar justo el efecto contrario. Si aun así, se quiere controlar el tiempo que pasan los empleados en las redes sociales, puede hacerse empleando un software de monitoreo de empleados.

redes sociales

8. Aumentar la satisfacción de los empleados con grandes beneficios

Los gigantes tecnológicos como Google y Facebook comprenden la importancia de la satisfacción laboral. Estas empresas se han hecho famosas por ofrecer a sus empleados ofertas como masajes, salas de descanso y de esparcimiento… Y esto es por algo.

Hay encuestas que concluyen en que los trabajadores prefieren este tipo de beneficios antes que un aumento de sueldo, y es que esto puede aumentar su lealtad y moral.

9. Obtener información midiendo la productividad

A pesar de que la productividad es realmente difícil de medir, es más importante que nunca evaluarla de manera adecuada.

Esto comienza con valorar tanto la calidad del trabajo como  la cantidad. Para esto, se necesita de una herramienta que permita monitorear, optimizar y administrar proyectos de los equipos.

4412810. Fomenta la moral y obtén un trabajo de mayor calidad

Al final todo se reduce a esto: los empleados felices y comprometidos trabajan más duro y de manera más eficiente, por lo que son más productivos.

Cuando ingredientes como la comunicación abierta, el fomento del autocuidado y la autonomía, y las necesidades humanas básicas de confianza y respeto se integran en la cultura de la empresa, el resultado es una mejor productividad de los empleados.

 

Muchas de las estrategias mencionadas anteriormente pueden parecer contradictorias, pero está demostrado que los empleados felices y comprometidos son más eficientes, así que ¿por qué no empezar ya a ponerlas en práctica?

Y tú ¿cómo creas un ambiente productivo en el trabajo? ¿Te centras en el compromiso y en aumentar la productividad? ¿Fomentas el trabajo a distancia? ¡Cuéntanos!

 

Nueva llamada a la acción


Post Relacionados


¿Y tú qué opinas? ¡Déjanos aquí tus comentarios!